A VECES LO HACEMOS POR ERROR

En otras ocasiones colocamos la dirección de correo errónea o aquella que casi nunca usamos. Pero aquí lo importante es saber por qué lo has hecho tú.

Si no ha sido un error y quieres comenzar a recibir estos correos, hay un paso adicional que debes hacer. 

Y es ir a tu bandeja de entrada, bien sea Gmail, Outlook (Hotmail) o alguna otra, lo cierto es que ahí hay un correo esperando a que le des click al botón de confirmar, pude que te lo encuentres en la carpeta de notificaciones, promoción o el odioso spam, esto en el caso de Gmail. En Outlook por lo general llegan al spam o no deseado.

Si te olvidas de hacer este paso, los correos no llegaran, no recibieras ni el de bienvenida que te explica un poco de que va todo.

Aquí tienes los enlaces acá para que vayas de una vez a tu correo Gmail, Outlook dale click para que te lleve directo a la bandeja de entrada.

Si por alguna razón te arrepentiste y no quieres recibir los correos, no tienes que hacer nada, solo cierra esta página y te olvidas de todo, no recibirás ni un solo correo, te lo aseguro.

Hasta entonces.